Recetas con calabaza, recetas de otoño

La calabaza es la hortaliza estrella del #otoño, su bajo aporte en calorías y grasas, y su alto contenido  en vitaminas,  como la vitamina C y carotenoides, la convierten en un indispensable en nuestras recetas del otoño.

RECETAS CON CALABAZA, RECETAS DE OTOÑO

Una de las características de la calabaza de otoño es su piel gruesa, es una hortaliza que es difícil de pelar.

Antes de ponernos manos a la obra con las recetas, Bea Cocina, nuestra cocinera favorita, nos aporta algunos consejos para cocinar este #alimento de #temporada lo más fácil y rápido posible:

  • Cortar uno de los extremos de la calabaza. Cubrir la calabaza con film de plástico, la  introduces en el microondas durante 5 minutos a máxima potencia. A continuación, la dejas reposar un poco. Te costará mucho menos quitar la piel.
  • El siguiente paso puede ser cocinarla en el horno durante 35 minutos a 180ºC o hasta que esté tierna, dependerá del tamaño y de la potencia del horno
  •  Sino tienes horno puedes terminar de cocinarla en la sartén.

Una vez que tenemos la calabaza pelada y cortada la podemos utilizar en muchas recetas, desde #Ekilib te aportamos algunas ideas de recetas para que incorpores a tu menú semanal.

BASTONCITOS DE CALABAZA

  • Ingredientes: Calabaza, sal y aceite de oliva virgen extra.
  • Elaboración: Le quitamos la piel y las pepitas. La cortamos en bastoncitos. Los colocamos en una bandeja de horno, añadimos por encima una pizca de sal y un poquito de aceite de oliva virgen extra. Lo introducimos en el horno durante 15 minutos al horno a 200ºC, el tiempo y la temperatura dependerá del tipo de horno que utilicemos.
  • Consejos: Puedes utilizar las especias que quieras  para aportarle más sabor a la calabaza. Se puede convertir en un snack saludable como aperitivo junto con otros alimentos como el hummus o unos mejillones.

CREMA DE CALABAZA CON ALMENDRA MOLIDA

  • Ingredientes: Calabaza, cebolla, aceite de oliva virgen extra, sal y almendra molida.
  • Elaboración: Corta la calabaza a dados y la cebolla cortada en rodajas muy finas. Sofríe la calabaza en la sartén con un poquito aceite de oliva virgen extra. Pasados unos minutos, echa almendra molida (otro alimento de temporada de otoño), y sofríelo junto con el resto de ingredientes. Cubre las verduras con agua o caldo de verduras , y añade un poco de sal. Deja que se cocine en la olla unos 20 minutos, hasta que la calabaza esté tierna. Lo sabrás si pinchando con un tenedor compruebas que está blanda. Pasado ese tiempo, tritura todo en tu vaso de batidora o procesador de alimentos.
  • Consejos: Sino tienes almendra molida, puedes utilizar almendras enteras y triturarlas tu mismo. La crema de calabaza la puedes acompañar con un huevo cocido o un pescado al vapor.

ESPAGUETIS CON CALABAZA, ESPINACAS Y GAMBAS

  • Ingredientes: Calabaza, cebolla, ajo, espaguetis integrales, espinacas, aceite de oliva virgen extra y sal.
  • Elaboración: Cocina los espaguetis en una olla hasta que queden al dente y los reservas. En una sartén con un poquito de aceite de oliva virgen extra cocinas la calabaza, cortada en dados, junto con la cebolla y el ajo picadito. La puedes dejar durante 10 minutos a fuego lento y tapada para que el vapor termine de cocinar la calabaza. A continuación, vierte las espinacas en la sartén y saltea con el resto de ingredientes a fuego lento, poco a poco irá reduciendo su volumen. Añade las gambas peladas junto con el resto de ingredientes y mueve todos los ingredientes hasta que estén todos bien cocinados. Por último, añade los espaguetis a la sartén, mezcla con el resto de ingredientes y deja que se cocine durante varios minutos a fuego lento para que aporte mayor sabor a la pasta.
  • Consejos: Puedes cambiar las espinacas por otro tipo de verdura, la que prefieras. Las gambas las puedes cambiar por tiras de pollo. Si quieres añadir un toque fresco, puedes exprimir un zumo de limón por encima.

LENTEJAS CON SETAS Y CALABAZA

  • Ingredientes: Lentejas, calabaza, setas, cebolla, vino blanco, aceite de oliva virgen extra y sal.
  • Elaboración:  Las lentejas pueden ser crudas o de bote, si utilizas lentejas en conserva, lávalas muy bien antes de utilizarlas. Corta la calabaza en dados no muy grandes y pica media cebolla en cubitos. También lava las setas y córtalas en trozos. En una olla echa un poco de aceite de oliva. Cuando esté caliente vierte la cebolla, la calabaza y las setas, y saltea todo a fuego medio 5 minutos con cuidado de que no se te queme la cebolla. Agrega las lentejas que tienes reservadas a la olla. Añade el vino blanco y saltea varios minutos a fuego medio-alto, y deja que se evapore el alcohol. Pasados 3-4 minutos añade el agua (o caldo si tienes), sube el fuego hasta que comience a hervir y, en ese momento, bájalo. Pon a punto de sal y pimienta negra todo, y deja cocer a fuego suave durante 20 minutos. Pasado ese tiempo comprueba el sabor y la densidad de la sopa. Si te parece que está correcta, apaga, retira y sirve. Si piensas que le falta un poco, deja que se cocine un rato más.
  • Consejos: Puedes añadir las verduras que quieras al guiso, como por ejemplo zanahoria o calabacín. Es recomendable que si tomas postre sea una fruta cítrica, tipo naranja o mandarina, para aportar la vitamina C necesaria para que el hierro de la lenteja sea asimilado por nuestro organismo mucho mejor.

HAMBURGUESA VEGANA CON CALABAZA

  • Ingredientes: Calabaza, arroz, lentejas, pimienta, aceite de oliva virgen extra y una pizca de sal.
  • Elaboración: Hierve el arroz según las indicaciones del fabricante en una olla. Corta la calabaza en dados pequeños, lo pones a hervir o la cocinas al vapor hasta que quede muy blandita. Cuando la calabaza y el arroz estén listos los mezclas en un bowl junto con las lentejas. Lo mezclas todo bien hasta que quede una mezcla muy homogénea, lo puedes hacer con las manos, con un tenedor o ayudándote de alguna batidora. Con las manos humedecidas, haces la forma de la hamburguesa y la cocinas en la sartén o al horno.
  • Consejos: Puedes añadir las especias que quieras para aportarle sabor a la mezcla. Puedes utilizar salsa de yogur vegana y acompañarlo con pan integral.

 

Todas las recetas las elaboramos con aceite de oliva virgen extra de Grupo Montes Norte.

Terminamos con dos ideas de postres con calabaza  muy fáciles de preparar.

POSTRES CON CALABAZA

Yogur natural con calabaza asada y canela

Flan de calabaza

  • Ingredientes: 300 gramos de calabaza, 3 huevos, 1/2 vaso de leche o bebida vegetal, 3 cucharadas de harina de avena.
  • Elaboración: Triturar todos los ingredientes, preparar un molde para horno, lo untamos con un poquito de mantequilla, los espolvoreamos con harina, vertemos la mezcla y al horno por media hora(aproximadamente) 180ºC.

 

Si necesitas que te ayudemos a organizar el menú semanal o quieres Iinformación de  cualquiera de nuestros servicios, nos podrás encontrar en la Plaza de la Constitución 11A en Miguelturra, Ciudad Real. Sino te puedes desplazar a la clínica, también disponemos de consulta online 

Te puedes poner en contacto con nosotros a rellenando el formulario d contacto o a través del teléfono 699802242.

Fuente:

FEN ( Fundación española de nutrición)

Noodle recetas

 

Cenas rápidas y sanas para perder peso

Cuando nos proponemos perder peso, en la mayoría de los casos,  los grandes errores los cometemos en las cenas. Es importante que todas nuestras comidas principales sean saludables, pero no nos olvidemos de las cenas. Hay muchos errores y mitos alrededor de las cenas.

Además, la cena suele preparase en casa, al momento, usando los alimentos que tenemos en la nevera o la despensa y por tanto nos es más fácil controlar su calidad nutricional y aporte calórico. Por otro lado, es innegable que es el momento del día en el que estamos más cansados y relajados, y es como «nuestro momento», necesitamos desconectar del día,  preparar una buena cena y disfrutarla.. El problema es que si queremos perder peso, es muy importante que controlemos esta ingesta cada día.

5 ERRORES QUE SE COMENTEN EN LAS CENAS PARA PERDER PESO

  1. No cenar.
  2. Cenar solo fruta o yogur.
  3. Cenar leche con cereales bajos en grasa o cereales light.
  4. Comer solo carne o jamón de york o pavo.
  5. Cenar poquito, en plan picoteo.

Si tu objetivo es perder peso o mantener tu peso perdido , no debes cometer esos errores.

¿Por qué cenar poco puede ser perjudicial para PERDER PESO?

Porque el metabolismo deja de gastar calorías, como le aportas muy pocas calorías deja de gastarlas y las ahorra. El metabolismo llega a un «modo ahorro», el lo detecta como una situación de emergencia y deja de gastar esas calorías. No por comer poco vas a perder más peso….El mensaje que lanzamos siempre desde la clínica de nutrición Ekilib es no comas poco, come mejor. 

¿Cómo puedo hacer mis cenas  para perder peso?

  1. Planificación de las cenas de la semana.
  2. Organización para evitar tomar una mala elección alimentaria por tu cansancio o tu sensación de hambre.
  3. Controla las cantidades.
  4. Prioriza la verdura en tu plato.
  5. No te olvides de añadir la proteína adecuada.
  6. Cambio los cereales refinados por integrales.
  7. Como bebida siempre el agua.
  8. De postre puedes tomar fruta o yogur.
  9. Si eliges el yogur que sea natural, sin azúcares añadidos.
  10. La hora de la cena también es importante, intenta cenar unas horas antes de irte a la cama.

 

Para hacerte más fácil el proceso de pérdida de peso, te proponemos cinco cenas rápidas y sanas.

5  CENAS RÁPIDAS Y SANAS PARA LA SEMANA

  1. Ensalada de quinoa con lechuga o canónigos, zanahoria rallada y tiras de pollo. Truco para ahorra tiempo en la cocina: La quinoa y el pollo debes de prepararlo previamente y conservarlo en el frigorífico o siguiendo las recomendaciones de higiene alimentaria.  También puedes cambiar el pollo por jamón cocido extra o lacón que tienen más concentración de carne, revisa el etiquetado de estos productos.  En en caso de hortalizas y verduras puedes optar por las bolsas listas para consumir.
  2. Ensalada de Tomate, espárragos, caballa, patata hervida. Truco para ahorra tiempo en la cocina: Utiliza espárragos y caballa en conserva, la patata la puedes hervir en el microondas o tenerla preparada de la comida anterior. Revisa el etiquetado de las conservas.
  3. Tortilla de calabacín y berenjena, escalibada y biscotes de pan integral.  Truco para ahorrar tiempo en la cocina: Puedes tener las verduras previamente cocinadas y conservadas en un recipiente en el frigorífico, listas para hacer la tortilla en un momento. Otro truco es hacer la tortilla en el microondas con estuches de silicona para cocinar. En el caso de la escalibada puedes comprarla en conserva, siempre revisando el etiquetado nutricional. Con los biscotes integrales lo mismo, revisa el etiquetado nutricional o elige un pan integral de calidad.
  4.  Ensalada de judías verdes con maíz y queso. Truco para ahorrar tiempo en la cocina: Utiliza judías verdes en conserva o cocinadas previamente en la comida o la noche anterior. El maíz en conserva. El queso puedes optar por un queso fresco.
  5. Crema de verduras con un huevo hervido y picatostes de pan integral. Truco para ahorrar tiempo en la cocina. Haz más de una ración de cremas de verduras en comidas o cenas y las congelas siguiendo las normas de higiene alimentaria. Con los huevos hervidos pasa lo mismo, puedes hervir varios huevos y reservar para ocasiones en las que no te apetece mucho cocinar o necesitas comer algo rápido.  Puedes acompañar este plato con picatostes de pan integral o una rebanada de pan integral, revisando el etiquetado nutricional. 

 

Si quieres bajar de peso o mantener el peso perdido en Ekilib te podemos ayudar a organizar tu menú semanal de acuerdo a tus necesidades. Además, en nuestras consultas llevamos a cabo un aprendizaje para que puedas mantener tu peso perdido y te enseñamos todo lo necesario para que aprendas  interpretar el etiquetado  nutricional adecuadamente.

Si quieres más información te puedes poner en contacto con nosotros:

contacto@ekilib.es

699802242

 

 

Dieta y retención de líquidos

El agua es el elemento más abundante del organismo. Somos entre un 60-70% de agua, el porcentaje de agua puede variar  a lo largo del día dependiendo de muchos factores.

Si alguna vez has notado como una especia de hinchazón generalizada, que se acentúa más en tobillos y piernas, además esta sensación es más molesta con el aumento de las temperaturas, es probable que retengas líquidos.

En el siguiente artículo te explicamos  síntomas y cómo tratar la retención de líquidos mediante una dieta adecuada. 

¿Qué es la retención de líquidos?

Antes de explicarte qué es la retención de líquidos es necesario que entiendas como se encuentra distribuida el agua en nuestro organismo.

El agua se encuentra distribuida en dos grandes compartimentos: por un lado está el líquido intracelular que es el que se encuentra en el interior de nuestras células, y por otro lado está el líquido extracelular, que es el que está fuera de las células y que a su vez se divide en el líquido intersticial, que es el que baña las células y plasma que es líquido que se encuentra formando parte de la sangre.

Cuando se rompe el equilibrio entre estos dos grandes compartimentos  puede producirse un aumento del líquido intersticial y que aparezca la temida retención de líquidos e incluso edema.

La retención de líquidos consiste en un aumento en el volumen del líquido intersticial, es decir, un exceso de fluido en los tejidos.

Síntomas de la retención de líquidos

Este aumento de líquidos, nos  pueden llevar a presentar algunos síntomas en nuestro cuerpo,  que nos pueden alertar que tenemos retención de líquidos:

  • Aumento de peso repentino.
  • Incremento del perímetro abdominal.
  • Hinchazón en diferentes áreas del cuerpo como en los tobillos, piernas, párpados, dedos….
  • Presencia de fóvea, que es depresión que aparece en la piel al presionarla firmemente con el dedo durante varios segundos.
  • Sensación de pesadez generalizada.
  • Disminución de la micción.
  • Aumento de la presión arterial.

Causas que provocan la retención de líquidos

La retención de líquidos puede estar provocada por diferentes factores, te explicamos  los más habituales:

  • Ingesta excesiva de sodio, la ingesta excesiva de sal de mesa y de productos procesados muy ricos en sodio, como puede ser las conservas, nos pueden llevar a un aumento de los niveles de sodio a nivel sanguíneo produciendo esa sensación de hinchazón.
  • Mala alimentación, una alimentación poco variada y deficiente en algunos nutrientes importantes como el potasio o el magnesio.
  • Deshidratación o ingesta insuficiente de agua,  un estado de deshidratación puede agravar los síntomas de la retención de líquidos. Hay que recordar que hay bebidas como el café o el alcohol que pueden agravar los síntomas porque deshidratan.
  • Tener sobrepeso u obesidad, provocada por el aumento de la grasa corporal. Cuidado si estás pensando en realizar una dieta hipocalórica porque pueden agravar los síntomas de la retención de líquidos.
  • Alteraciones hormonales como la menstruación, el embarazo y la menopausia. 
  • Problemas de circulación: los síntomas más comunes que te pueden alertar que presentas una  mala circulación son las arañas vasculares, varices..
  • Permanecer muchas horas de pie o sentadas en la misma posición, hay que procurar levantarse cada cierto tiempo para activar la circulación o intentar mover las piernas,  si tienes que estar en la misma posición durante mucho tiempo.
  • El tratamiento con algunos fármacos como corticoides, anticonceptivos, anabolizantes o antidepresivos. Si detectas que los síntomas de la retención de líquidos se pueden agravar a raíz de la toma de estos fármacos consulta con tu médico o con tu farmacéutico, nunca retires el tratamiento pautado por tu cuenta.
  • Temperaturas ambientales elevadas que provocan una vasodilatación
  •  Presencia de diferentes patologías como la insuficiencia cardiaca, renal, hepática o alteración del tiroides, como el hipotiroidismo. 

10 Consejos para evitar la retención de líquidos

  1. Alimentación variada, equilibrada y adecuada, llevar a cabo una alimentación saludable es la clave y uno de los factores más importantes  para que no aparezcan la retención de líquidos.
  2. Una adecuada hidratación, al contrario de lo que piensan muchas personas, beber agua no va hacer de que retengamos más líquido. Al contrario, beber la cantidad de agua adecuada nos va ayudar a que poco a poco desaparezca el problema. La  bebida por excelencia debería ser el agua pero también podríamos optar por otras alternativas como las infusiones y los caldos vegetales bajos en sal.
  3. Aumento del consumo de fibra procedente de vegetales, hortalizas y frutas. Estos alimentos contienen un alto contenido en agua y  minerales que nos van ayudar a mantener el peso adecuado y a regular el equilibrio de electrolitos para evitar agravar los síntomas.
  4. Aumento del consumo de alimentos ricos en potasio y magnesio, en nuestra alimentación debemos incluir alimentos ricos en potasio y magnesio que nos ayudará a disminuir los síntomas.
  5.  Uno de los grandes problemas es la ingesta excesiva de sodio. Si quieres que tus síntomas mejoren, debes eliminar de tu dieta cualquier alimento que incluya una cantidad excesiva de sodio en su composición,  como pueden ser salazones, encurtidos, quesos curados, conservas y patatas fritas.
  6. Evitar tomar alimentos procesados y ultraprocesados, normalmente estos productos tienen una gran cantidad de sodio que pueden agravar el  problema de retención de líquidos. El sodio lo utiliza mucho la industria alimentaria como aditivo alimentario, si quieres revisar el etiquetado, lo puedes encontrar como glutamato monosódico, este aditivo alimentario  es un potenciador del sabor muy rico en sodio que puede agravar los síntomas.
  7.  El consumo de infusiones te puede ayudar con la retención de líquidos. Además de que aumentas la ingesta de agua, hay algunas plantas medicinales que te ayudarán a mejorar tus síntomas como puede ser la cola de caballo, el espino blanco y  el té verde. No pienses que por ser «natural» no existe ningún riesgo, nuestra recomendación es que si padeces de alguna patología o tienes alguna duda siempre lo consultes con un profesional sanitario,   te ayudará con tu elección y con la dosis adecuada. Además, si padeces una patología nunca debes de tomarlo por tu cuenta porque puedes empeorar los síntomas.
  8. Mantener un peso adecuado. El sobrepeso y la obesidad pueden agravar más el problema.
  9. Practicar ejercicio físico, al mover el cuerpo y las piernas, mejoras el sistema circulatorio.
  10. El descanso con las piernas ligeramente elevadas para mejorar la circulación y mejorar el retorno venoso

 

Alimentos que mejoran la retención de líquidos

Para disminuir los síntomas y que nuestro problema de retención de líquidos mejore es fundamental que mantengamos un peso adecuado . Debemos basar nuestra alimentación en alimentos frescos, de temporada y de proximidad y evitar una alimentación muy procesada, ya que reduciendo este tipo de productos también estaremos reduciendo la cantidad de sodio, que es uno de los principales problemas. Aumentar el consumo de vegetales, frutas, legumbres, semillas y cereales integrales hará que nuestro consumo de potasio y magnesio sea el adecuado, lo que favorecerá la disminución de la retención de líquidos

Alimentos ricos en Magnesio

Las legumbres, especias y las semillas nos pueden ayudar a mejorar la retención de líquidos por su gran contenido en magnesio.

Nos encontramos alimentos como: pipas de calabaza, albahaca, semillas de lino, pipas de girasol, comino  o almendra cruda o tostada.

Alimentos ricos en Potasio

El potasio lo podemos encontrar en legumbres, semillas, condimentos, frutas, verduras y hortalizas.

Algunos de los alimentos que contienen gran cantidad de potasio son: la piña, el pepino, orégano, pipas de calabaza, aguacate, tomate, calabaza, apio, ciruelas, calabacín, alcachofa, limón, espárragos, papaya..etc.

 

 

Otras medidas que podemos tomar para reducir los síntomas de la retención de líquidos:

  • Mover y utilizar los músculos de la parte del cuerpo afectada puede ayudar a bombear el exceso de líquido hacia el corazón.
  • Mantener la parte del cuerpo afectada en elevación puede ayudar a aliviar la sintomatología.
  • Utilizar medias de compresión puede ser un buen abordaje en el caso de que tengas tendencia a acumular este exceso de líquido en las extremidades.
  • Masajear la zona afectada puede ayudar a mover el exceso de líquido
  • Presoterapia
  • Baños de contraste de agua fría y caliente
  • Evitar la ropa ajustada.
  • La fitoterapia, existen sustancias naturales que pueden ayudarte a disminuir los síntomas. Nuestra recomendación es que antes de tomar cualquier producto consultéis con un profesional sanitario que os puede ayudar con la elección. No por ser «natural» es mejor y no todas las plantas medicinales sirven para todos de la misma forma.

 

Desde Ekilib, adaptamos todos nuestros planes de alimentación a las necesidades de cada persona. Si notas que tienes retención de líquidos y necesitas ponerle solución, ponte en contacto con nosotros y te ayudaremos con tu problema.

Nos puedes encontrar en Miguelturra, en la Plaza de la Constitución 11A,  o si prefieres no desplazarte a nuestra clínica y seguir el plan nutricional desde casa, también disponemos de consulta online 

Alimentación y embarazo

Durante la pre-concepción y el embarazo la alimentación juega un papel muy importante. Debemos cuidar nuestra alimentación siempre, pero si nuestro objetivo es quedarnos embarazas, debemos estar concienciadas que nuestra alimentación es clave para el correcto crecimiento y desarrollo del bebé.

¿Cómo debe ser la alimentación durante el embarazo?

La alimentación debe ser variada, equilibrada y adecuada. La alimentación debe incluir todos los grupos de alimentos (hidratos de carbono, proteínas, grasas) en las proporciones adecuadas, pero sobre todo, que cubra las necesidades nutricionales de la futura mamá y de su bebé.

Es importante que la alimentación de la madre cubra las necesidades de ácido fólico, yodo, calcio, hierro y vitamina B12.

La forma en la que nos alimentemos a lo largo de nuestra embarazo determinará muchos factores importantes en nuestra salud y en la de nuestro bebé. Por ejemplo, nuestra alimentación es clave para evitar el desarrollo de la  obesidad en el futuro bebé. Incluso, la calidad de la alimentación de la madre puede afectar a los gustos o preferencias del bebé.

 

Alimentos prohibidos durante el embarazo

  • Todo tipo de alcohol (vino, cerveza con o sin, sidra, combinados…).
  • Infusiones como té o manzanilla y plantas medicinales.
  • Cafeína que encontramos en café, té, bebidas energéticas, mate  y refrescos de cola. Los  consensos de expertos coinciden en que dosis de cafeína iguales o inferiores a 200 miligramos son seguras.
  • Algas, por su gran contenido en yodo.
  • Nueces del Brasil, por su contenido en selenio.
  • Hígado y derivados como el paté debido a su contenido en vitamina A o riesgo de listeria.
  • Grandes peces: el atún rojo, el pez espada, el tiburón o el lucio por su contenido en mercurio.
  • Leche cruda o lácteos que no estén elaborados a partir de leche pasteurizada.
  • Carne, pescado, huevo y marisco crudos. También productos elaborados a partir de ellos como sushi o mayonesa.
  • Productos cárnicos crudos curados como los embutidos, donde entraría el jamón serrano (salado, del país…), el lomo embuchado, la longaniza, etc.
  • Carne de caza como la codorniz, perdiz o conejo que puedan contener metales pesados de los perdigones.

Además, también es muy importante seguir una correctas medidas higiénicas para evitar infecciones durante el embarazo como limpiarse las manos con agua y jabón para preparar alimentos, lavar bien las frutas, verduras y hortalizas, cocinar bien los alimentos, evitar el contacto entre alimentos crudos y cocinados….

 

Control de peso y embarazo

Las mujeres que se quedan embarazadas no tienen que comer por dos, pero si que deben de cuidarse por dos.

La ganancia de peso de la mujer embarazada dependerá del IMC ( Índice de masa corporal) que tenga justo antes de quedarse embarazada.  Un peso adecuado antes del embarazo facilita mucho el proceso, aún así, cada caso se debe estudiar de manera individualizada.

No creo en las dietas restrictivas , y menos  si estás embarazada, puede poner en riesgo tu salud y la de tu bebé. Puedes cambiar tus hábitos alimentarios a unos hábitos más adecuados, siempre supervisada y recomendada por un Dietista-Nutricionista titulado, que pueda adaptar tu alimentación a esta nueva etapa.

 

10 claves para una alimentación saludable durante el embarazo:

  1. La base de la alimentación debe ser la fruta, verdura y hortalizas.
  2. Cambiar los cereales refinados por cereales integrales ( pan, arroz, pasta…)
  3. Asegurar un aporte adecuado de proteína de calidad  (carne, pescado, huevo, legumbres, frutos secos, lácteos….)
  4. Utilizar el aceite de oliva virgen extra.
  5. Cocinar con técnicas culinarias como vapor, horno, salteado, hervido….
  6. Asegurar una adecuada hidratación.
  7. Disminuir la cantidad de sal en las comidas y la ingesta de sodio de los alimentos.
  8. Disminuir o eliminar el consumo de azúcar y los productos azucarados como la bollería industrial, comida rápida, y en general, toda la “comida basura”
  9. Optar por lácteos enteros o semidesnatados, pero evitando con azúcares añadidos y edulcorados
  10. Mantenerse activa.

 

 

Si estás embarazada o tienes previsto estarlo, te encuentras es un momento ideal para corregir hábitos alimentarios y mantener una dieta saludable que mejore tu salud y ayude al correcto desarrollo del bebé durante el embarazo. Con el servicio nutrición en embarazo y lactancia de Ekilib tendrás todo el apoyo nutricional que necesitas durante esta etapa tan importante en tu vida.

Además, disponemos de consulta online, podremos hacer seguimiento de tu plan nutricional desde casa. Ponte en contacto con nosotros y te explicaremos todo.

 

 

Alimentación durante la cuarentena debido al Coronavirus

Es tiempo de quedarse en casa y esperar con paciencia a que pase la cuarentena del coronavirus. Adoptar una alimentación adecuada y unos hábitos saludables es clave para mantener tu salud, reforzar tu sistema inmunológico y,  si es que eres positivo en coronavirus,  también te ayudará a recuperarte lo más rápidamente posible.

No existe dieta para el coronavirus, pero una alimentación saludable es fundamental para reforzar nuestro sistema inmune.

Desde Ekilib,  queremos contribuir con nuestra sociedad y  poner nuestro granito de arena, queremos ayudarte a que lo lleves lo mejor posible, tu alimentación sea adecuada  y  evitar que sumes unos kilitos de más en estas semanas

 

  13 RECOMENDACIONES DE ALIMENTACIÓN Y ESTILO DE VIDA DURANTE LA CUARENTENA

  1. Horarios regulares en las comidas: Intenta mantener unos horarios de comida parecidos a los que tenías antes de la cuarentena. Si eres de los que estás picando todo el día o atracas el frigorífico a diario….te recomiendo que hagas desayuno, media mañana, comida, merienda y cena. Respeta las horas de comida. Si tienes ansiedad o no puedes evitar comer a todas horas búscate alguna actividad, estar entretenido te ayudará a no comer entre horas.
  2. Planifica el día a día: Haz una pequeña planificación de lo que vas hacer al día.  Aseo personal, trabajo, horarios de comidas, ejercicio físico, la compra. Incluye también descansos
  3. Bebe agua: No te olvides de beber agua, es muy importante estar bien hidratado.
  4.  Toma el sol y ventila la casa: Abrir las ventanas unos minutos al día para tener una ventilación correcta en el hogar. Además, no te olvides de recargar la vitamina D diaria. Es una vitamina que la obtenemos del sol y que nos ayuda a mejorar la salud de nuestros huesos. Si tienes la suerte de tener un balcón, terraza o jardín, toma el sol todos los días 10-15 minutos, para los que no tengan esa suerte, con ponerse en la ventana o directamente en el balcón donde incidan los rayos del sol es suficiente.
  5. Haz ejercicio físico. ¡Muévete! Haz tu rutina diaria de ejercicio físico en casa.
  6. Respeta las horas de sueño: Evita excitantes como el té, café o el chocolate a últimas horas del día, cena 3 o 4 horas antes de irte a la cama y no hagas comidas muy copiosas.
  7.  Frutas y verduras: Toma al menos 5 raciones entre frutas y hortalizas al día, garantiza como mínimo 3 raciones de frutas al día.  Las hortalizas y verduras deben estar en comida y cena en mayor cantidad. Tanto las frutas como las verduras nos aportan agua, fibra, minerales, sustancias antioxidantes y muchas vitaminas. Fundamentales para que nuestro sistema inmunitario esté muy fuerte.
  8. Productos lácteos: Leche, yogures, quesos y kéfir. Sino hay ningún tipo de contraindicación, mi recomendación es que toméis leche entera o semidesnatada, os ayudará a estar más saciados. Además, que os aseguraréis el aporte de vitamina D que se encuentra en la grasa de la leche. Para los yogures y kéfir, mejor que sean naturales sin azúcares añadidos. Evita los de sabores, trozos de frutas o cereales. Cuidado con el queso curado que es muy calórico y contiene mucha sal, además el queso siempre va acompañado de picos o bastante pan…Me duele en el alma decirte que no comáis mucho queso, porque soy una amante del queso manchego curado, pero controla la cantidad de queso día a día porque si comes una tapilla de queso diaria acompañada de pan…nos puede llevar a coger unos cuantos kilillos de más.
  9. Elegir productos integrales y legumbres: Se recomienda elegir cereales integrales procedentes de grano entero (pan integral, pasta integral, arroz integral), y legumbres guisadas o estofadas, tratando de cocinar estos alimentos con verduras.
  10. Consumo moderado de otros alimentos de origen animal. El consumo de carnes (3-4 veces a la semana, pero máximo 1 vez a la semana carne roja – ternera, cordero o cerdo), pescados (2-3 veces a la semana), huevos (3-4 veces a la semana), y quesos debe realizarse en el marco de una alimentación saludable, eligiendo de forma preferente carnes de aves (pollo, pavo, etc), conejo y las magras de otros animales como el cerdo, y evitando el consumo de embutidos, fiambres y carnes grasas de cualquier animal.
  11. Consumo de  frutos secos, semillas y aceite de oliva virgen extra. El aceite de oliva virgen extra es la grasa de aderezo y cocinado por excelencia en la dieta mediterránea española. Los frutos secos  (almendras, nueces, pistachos), NO SIRVEN LAS PIPAS,  y semillas (girasol, calabaza, etc) también son una excelente opción siempre que sea naturales o tostados evitando los frutos secos fritos, endulzados y salados
  12. Evitar los alimentos precocinados y la comida rápida. El consumo de alimentos precocinados (croquetas, pizzas, lasañas, canelones, etc.) y la comida rápida (pizzas, hamburguesas, etc.) no están recomendados en general en una alimentación saludable, y en particular para los más pequeños de casa. Debido a su elevada densidad energética (por su elevado contenido en grasas y/o azúcares), su consumo no está recomendado en general, y por lo tanto tampoco en períodos de aislamiento o cuarentena domiciliaria debido a que pueden aumentar el riesgo de padecer sobrepeso u obesidad y otras patologías asociadas. La disminución de ejercicio físico y las conductas sedentarias durante el confinamiento y una dieta insana podría aumentar el riesgo de padecer enfermedades crónicas.
  13. Como no soy supersticiosa, termino con el número 13. Compra de manera responsable, solidaria y ética, solo lo imprescindible. Termino pidiendo a todos que os quedéis en casa, que os cuidéis y que solo acudáis a comprar comida  o a la farmacia en caso de necesidad, siendo responsable con esta situación terminaremos lo antes posible y todos podremos volver a tener la vida que teníamos antes. ¡Cuidaros!

 

He suspendido todas las consultas presenciales debido a la situación,  hasta que todo esto se solucione mis consultas presenciales pasan a ser consultas online,

Ponte en contacto conmigo y te lo explicaré todo.

 

 

 

Fuente: Academia Española de Nutrición y Dietética