Alimentación y embarazo

Durante la pre-concepción y el embarazo la alimentación juega un papel muy importante. Debemos cuidar nuestra alimentación siempre, pero si nuestro objetivo es quedarnos embarazas, debemos estar concienciadas que nuestra alimentación es clave para el correcto crecimiento y desarrollo del bebé.

¿Cómo debe ser la alimentación durante el embarazo?

La alimentación debe ser variada, equilibrada y adecuada. La alimentación debe incluir todos los grupos de alimentos (hidratos de carbono, proteínas, grasas) en las proporciones adecuadas, pero sobre todo, que cubra las necesidades nutricionales de la futura mamá y de su bebé.

Es importante que la alimentación de la madre cubra las necesidades de ácido fólico, yodo, calcio, hierro y vitamina B12.

La forma en la que nos alimentemos a lo largo de nuestra embarazo determinará muchos factores importantes en nuestra salud y en la de nuestro bebé. Por ejemplo, nuestra alimentación es clave para evitar el desarrollo de la  obesidad en el futuro bebé. Incluso, la calidad de la alimentación de la madre puede afectar a los gustos o preferencias del bebé.

 

Alimentos prohibidos durante el embarazo

  • Todo tipo de alcohol (vino, cerveza con o sin, sidra, combinados…).
  • Infusiones como té o manzanilla y plantas medicinales.
  • Cafeína que encontramos en café, té, bebidas energéticas, mate  y refrescos de cola. Los  consensos de expertos coinciden en que dosis de cafeína iguales o inferiores a 200 miligramos son seguras.
  • Algas, por su gran contenido en yodo.
  • Nueces del Brasil, por su contenido en selenio.
  • Hígado y derivados como el paté debido a su contenido en vitamina A o riesgo de listeria.
  • Grandes peces: el atún rojo, el pez espada, el tiburón o el lucio por su contenido en mercurio.
  • Leche cruda o lácteos que no estén elaborados a partir de leche pasteurizada.
  • Carne, pescado, huevo y marisco crudos. También productos elaborados a partir de ellos como sushi o mayonesa.
  • Productos cárnicos crudos curados como los embutidos, donde entraría el jamón serrano (salado, del país…), el lomo embuchado, la longaniza, etc.
  • Carne de caza como la codorniz, perdiz o conejo que puedan contener metales pesados de los perdigones.

Además, también es muy importante seguir una correctas medidas higiénicas para evitar infecciones durante el embarazo como limpiarse las manos con agua y jabón para preparar alimentos, lavar bien las frutas, verduras y hortalizas, cocinar bien los alimentos, evitar el contacto entre alimentos crudos y cocinados….

 

Control de peso y embarazo

Las mujeres que se quedan embarazadas no tienen que comer por dos, pero si que deben de cuidarse por dos.

La ganancia de peso de la mujer embarazada dependerá del IMC ( Índice de masa corporal) que tenga justo antes de quedarse embarazada.  Un peso adecuado antes del embarazo facilita mucho el proceso, aún así, cada caso se debe estudiar de manera individualizada.

No creo en las dietas restrictivas , y menos  si estás embarazada, puede poner en riesgo tu salud y la de tu bebé. Puedes cambiar tus hábitos alimentarios a unos hábitos más adecuados, siempre supervisada y recomendada por un Dietista-Nutricionista titulado, que pueda adaptar tu alimentación a esta nueva etapa.

 

10 claves para una alimentación saludable durante el embarazo:

  1. La base de la alimentación debe ser la fruta, verdura y hortalizas.
  2. Cambiar los cereales refinados por cereales integrales ( pan, arroz, pasta…)
  3. Asegurar un aporte adecuado de proteína de calidad  (carne, pescado, huevo, legumbres, frutos secos, lácteos….)
  4. Utilizar el aceite de oliva virgen extra.
  5. Cocinar con técnicas culinarias como vapor, horno, salteado, hervido….
  6. Asegurar una adecuada hidratación.
  7. Disminuir la cantidad de sal en las comidas y la ingesta de sodio de los alimentos.
  8. Disminuir o eliminar el consumo de azúcar y los productos azucarados como la bollería industrial, comida rápida, y en general, toda la “comida basura”
  9. Optar por lácteos enteros o semidesnatados, pero evitando con azúcares añadidos y edulcorados
  10. Mantenerse activa.

 

 

Si estás embarazada o tienes previsto estarlo, te encuentras es un momento ideal para corregir hábitos alimentarios y mantener una dieta saludable que mejore tu salud y ayude al correcto desarrollo del bebé durante el embarazo. Con el servicio nutrición en embarazo y lactancia de Ekilib tendrás todo el apoyo nutricional que necesitas durante esta etapa tan importante en tu vida.

Además, disponemos de consulta online, podremos hacer seguimiento de tu plan nutricional desde casa. Ponte en contacto con nosotros y te explicaremos todo.

 

 

También te puede interesar

¿Aún no has comentado nada? Aquí puedes dejarnos tu opinión


Añade tu opinión sobre este artículo

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *